Como ir vestido a una entrevista de trabajo 

Vestirse apropiadamente para una entrevista de trabajo es un requisito indispensable para obtener el lugar tan esperado en el mercado laboral. La forma en que te presentas es tan importante como tu experiencia profesional o un currículum bien elaborado.

La famosa “primera impresión” también es decisiva en el contacto entre el reclutador y el candidato al puesto. Puede ayudar a construir una relación inmediata de confianza o perjudicar totalmente tus aspiraciones por el cargo.

Le puede interesar: 10 Errores a evitar en una entrevista de trabajo

Índice de contenidos

¿Cómo elegir la ropa adecuada?

El mercado laboral ha cambiado mucho. La competitividad, la reestructuración empresarial y la situación económica son algunos de los factores que influyen en la forma de contratación y el perfil esperado de los trabajadores. 

Los reclutadores buscan candidatos que se presenten con un perfil más acorde con el tipo de vacante que quieren cubrir. Esta búsqueda es un poco fuera de lo común. El uso de traje y corbata , por ejemplo, ya no es un requisito para crear una imagen de credibilidad.

Lo más importante hoy en día, es conocer de cerca cómo trabajan tus posibles empleadores y presentarse a los reclutadores en el rol que quieres desempeñar y adaptar tu perfil a los requerimientos reales del puesto. Descubre cinco consejos que marcarán la diferencia en tu presentación:

No desvíes el foco de la entrevista

La entrevista de trabajo es el momento de evaluar las habilidades y competencias del candidato. Debe ser recordado por lo que puede hacer, por lo que puede realizar en la empresa, no por cómo se ve. Evite una fuerte exposición, con elementos que desvíen la atención del entrevistador de lo que lo califica para el puesto. La ropa con colores fuertes, escotes pronunciados, largos irregulares o demasiado informales hará que el reclutador pierda el foco. También es importante prestar atención al uso de joyas, accesorios y maquillaje excesivo.

Le puede interesar: 10 consejos para redactar un curriculum

Lo que se recomienda:

  • Ropa en colores suaves o neutros (blanco, beige, gris, azul marino, negro)
  • Ropa con modelos clásicos (traje, blazer, traje, camisa y pantalón de vestir)
  • Zapatos de colores oscuros
  • Zapatos de tacón plano o medio
  • maquillaje ligero

Qué puede causar una mala impresión:

  • Colores fuertes
  • Escotes muy pronunciados
  • Exceso de bisutería, bisutería y complementos
  • Ropa muy corta y llamativa
  • zapatos muy altos
  • Exceso de Maquillaje

Personaliza tu perfil

La mejor forma de saber si tu ropa es la adecuada es conocer la que visten los profesionales de la empresa en la que quieres trabajar, especialmente en el puesto que buscas. Es común encontrar empresas con diferentes estilos. Algunos son más formales, otros más relajados.

Depende mucho de la naturaleza del negocio, el estilo de gestión, el perfil de sus directivos. Si quieres conseguir un trabajo en una industria donde todos usan jeans, ve a la entrevista usando jeans. Olvídate de la ropa más formal, aunque la empresa sea grande.

Estilo formal:

  • Traje con corbata o traje
  • Camisa y pantalones
  • Blusa con falda a media pierna (hasta la rodilla)
  • Vestidos a media pierna (hasta la rodilla)

Estilo de moda:

  • Pantalones
  • camisa de vestir o polo
  • Blusas y estampados en colores claros
  • Vestidos a media pierna (hasta la rodilla)

Actúa como “vendedor” de tu imagen

Los candidatos deben entender que son vendedores por sí mismos. La entrevista es el momento de demostrar tu valor. Elige un atuendo que te brinde confianza al actuar, que coincida con tu personalidad .

Tu imagen dice mucho sobre quién eres y cómo te relacionas con el mundo. La ropa es una herramienta de comunicación. ¡No olvide! Cuando revele su producto, sea un comercializador . Piensa en el contenido sin olvidar el anuncio, el empaque, el mercado.

No olvides lo básico

No se puede enfatizar lo suficiente que el corte de pelo, el largo de la barba, las uñas, el estado de tu ropa y zapatos conforman una parte muy importante de tu imagen. De nada sirve presentar súper bien tus habilidades si tu camisa está manchada y si el botón que cierra el cuello de la blusa está roto. El ojo del reclutador será atraído directamente a este "punto débil" tuyo, actuando como un imán para ese lado que no quieres mostrar.

La higiene, la limpieza y el cuidado personal también muestran rasgos de tu personalidad. Si no cuidas bien tu apariencia y la ropa que usas, ¿cómo transmitirás una imagen de responsabilidad para asumir un cargo? Piense en eso. Mírate bien en el espejo y revisa los detalles del atuendo que has elegido antes de la entrevista.

La actitud también cuenta

Identificaste el perfil ideal para el trabajo, buscaste un bonito atuendo en el armario, revisaste cada detalle en el espejo. ¡Belleza! Así que tómate un poco de tiempo para revisar tu astral. La apariencia de un profesional competente y exitoso también depende del entusiasmo del candidato. La vestimenta adecuada para la entrevista funciona aún mejor si te posicionas de manera positiva y segura de que eres el candidato perfecto para el trabajo.

¿Vas a participar en una entrevista de trabajo? ¿Para qué trabajo? ¡Dinos en los comentarios!

Antonio Larumbre

Hola, soy Antonio , periodista y editor en trabajarEn.info. Asesoro a muchas personas sobre como actuar a la hora de buscar trabajo. Doy cursos sobre actitud ante las empresas en entrevistas de trabajo y diseño de curriculum con éxito.

Le puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir